Tegucigalpa, 8 de enero. El presidente Juan Orlando Hernández aseveró hoy en conferencia de prensa que “nuestro compromiso seguirá siendo garantizar a aquel ciudadano hondureño que quiere protestar pacíficamente que lo haga sin ningún tipo de interrupción".

El mandatario dijo que es un compromiso personal y que él ha entendido que cualquier nación del mundo, para que prospere, necesita vivir en paz y que sus niveles de seguridad sean óptimos, “porque eso permite un crecimiento económico y vivir con principios y valores que definen una cultura de respeto”.

Sin embargo, el titular del Ejecutivo agregó que también se tiene que garantizar que las protestas no se vuelvan violentas.

“Tenemos que garantizar, como le he dicho a la Policía, Fuerzas Armadas e Inteligencia, que no vayan a existir grupos criminales queriendo aprovechar el llamado de grupos políticos para agredir a la gente”, manifestó.

“Eso no se vale ni en Honduras ni en cualquier país civilizado”, enfatizó el gobernante.

Aseguró el presidente Hernández que las fuerzas de seguridad tienen el compromiso constitucional de mantener el orden público, que es vital para que un pueblo civilizado pueda salir adelante.

Por tanto – indicó el mandatario-, “mi llamado a quien quiera hacer una propuesta, ya sea de orden político, sindical o por cualquier otra razón, que lo hagan dentro del parámetro de la protesta pacífica y que se aseguren de que no utilicen ese llamado a la protesta los grupos delincuenciales”.

El presidente Hernández mencionó que en ciertos lugares del país se ha estado detectando que, al poner un grupo de llantas, los manifestantes piden dinero para dar paso.

En lo anterior, dijo el presidente Hernández, “se mira la actividad extorsiva de grupos delincuenciales que aprovechan el llamado a las marchas o a la protesta”.

Consideró que también deben de asesorarse los líderes políticos, sindicales o de otra índole para que no se utilice ese llamado, que legítimamente pueden hacer, para que se constituya en una acción de violencia hacia el pueblo hondureño.

Tampoco se puede permitir –indicó- una agresión como la ocurrida en Choluteca, donde un Policía Militar resultó lesionado de un ojo.

“No se puede tolerar ese tipo de agresiones”, aseguró el mandatario para luego agregar que “el que quiere hacer su protesta pacífica no tiene por qué recoger una piedra o un pedazo de hierro para lanzársela a otro si no está pensando en que le importa poco la vida de otro ser humano”.

Respaldo total

El presidente Hernández anunció que se le dará todo el respaldo a las instituciones judiciales para que puedan deducir las responsabilidades del caso a los que recurren a las protestas violentas.

Insistió el gobernante en que “nosotros vamos a seguir apoyando las fuerzas de seguridad e inteligencia para poder llevar las judicializaciones del caso”.

Asimismo, el mandatario anunció el compromiso que está asumiendo para el año de Gobierno del 27 de enero de 1018 al 27 de 2019 de reducir entre 8 y 10 por ciento las muertes violentas.

Apuntó que bajar de 42 por ciento ya no es suficiente con el tema de represión del delito, sino que “necesitamos crecimiento económico inclusivo; los grandes centros urbanos van a requerir, entre otros temas, acceso a crédito para sus pequeños negocios”.

Prosiguió que la articulación entre la ciudadanía, las iglesias, ONG´s que trabajan el tema de prevención en seguridad y en salud son los elementos que van a permitir bajar más los homicidios.

“Ya la represión del delito al llegar a 42 cuesta más bajarlo si solo se usa ese elemento”, apuntó.