Tegucigalpa.- El Gobierno de la República, representado por la primera dama, Ana García de Hernández, inició en la Escuela República de Paraguay, de la colonia Bella Oriente de la capital, las actividades enmarcadas en el Mes de la Prevención de la Migración Irregular.

El mes de agosto de cada año se ha denominado Mes de la Prevención de la Migración Irregular, durante el cual instituciones de Gobierno, sociedad civil, organismos internacionales y empresa privada integran un conjunto de actividades de prevención para la concientización de la sociedad hondureña sobre los riesgos que conlleva migrar de manera irregular.

"Este mes lo hemos destinado en los últimos años para tener distintas actividades, especialmente en los centros educativos y otros ambientes, para hacer una reflexión sobre los peligros de una migración irregular y de lo que significa en la vida de los niños y niñas o jóvenes que se arriesgan en las jornadas migratorias", expresó García de Hernández.

En los centros educativos habrá obras de teatro, la implementación de la hora cívica, exposiciones sobre el tema migratorio y diferentes actividades para crear conciencia sobre los riesgos y peligros a los que se exponen cuando una persona adulta decide llevar menores en las rutas migratorias.

"Una de las labores importantes de la Fuerza de Tarea de Apoyo al Migrante es realizar una intensiva labor de prevención a nivel nacional a través de los técnicos del programa Mejores Familias de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social y concientizar a las familias a que no se vayan del país" indicó.

García de Hernández agregó que a través de los consulados se ha estado haciendo un fuerte trabajo para ayudar a los menores separados de sus familias en la frontera de Estados Unidos a reunificarse con sus padres.

"La reunificación de los niños con sus familias que fueron separadas durante la aplicación de la política ´Tolerancia Cero' del Gobierno estadounidense aún  no ha sido realizada en su totalidad, por ello debemos apoyar a las familias en ese proceso", agregó la esposa del presidente Juan Orlando Hernández.

Las actividades que se desarrollan se han enfocado especialmente en la niñez y familias hondureñas, sobre todo en las áreas de sensibilización, prevención, reinserción y protección a los hondureños migrantes abarcando el sistema educativo a nivel nacional.

Entre los peligros de mayor frecuencia en las rutas migratorias están los secuestros, asesinatos, violaciones, enfermedades, climas extremos y daño psicológico, entre otros; eso se suma a la intensificación de la aplicación de la política migratoria en Estados Unidos, que ha resultado en el aumento de detenciones en la frontera, separación de familias y deportaciones de personas.

Además, asistieron al evento la encargada de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Chargé Heide Fulton, la canciller, María Dolores Agüero Lara; el ministro de Educación, Marcial Solís; la viceministra de Asuntos Técnicos y Pedagógicos, Gloria Menjívar.

También las integrantes de la Fuerza de Tarea de Apoyo al Migrante, representantes de organismos internacionales, el director departamental de Educación de Francisco Morazán, Héctor Napoleón Bonilla; el director ejecutivo de Save the Children Honduras, Mariano Planells, y la directora Centro Educativo República de Paraguay, Carmen Sierra.