Corinto, Omoa (Cortés), 20 agosto. "Nuestra visión va más allá de una Unión Aduanera", aseguró hoy el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, en el encuentro de mandatarios donde El Salvador se adhirió a ese mecanismo comercial que está vigente desde 2017 entre Honduras y Guatemala.

Morales se reunió en el puesto fronterizo hondureño-guatemalteco de Corinto, Omoa (Cortés), con sus similares de Honduras, Juan Orlando Hernández, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, para formalizar la Unión Aduanera entre los tres países.

El mandatario guatemalteco insistió en que "lo que hoy estamos celebrando va más allá de una Unión Aduanera, pues estamos celebrando la incorporación de El Salvador a este esfuerzo que se está haciendo y que se está construyendo desde mucho tiempo y décadas atrás".

Más allá de una Unión Aduanera está la integración productiva y una negociación conjunta que se puede ir haciendo como países, apuntó.

Morales destacó que con esta Unión Aduanera los países del Triángulo Norte se están convirtiendo en la octava economía más grande de Latinoamérica y, además, este mecanismo podría permitir una negociación conjunta hacia muchos mercados y hacia muchas zonas.

Pero también -agregó- está la posibilidad de la competitividad, con la reducción del tiempo de las mercaderías en las fronteras.

Asimismo, el presidente guatemalteco mencionó la conectividad, "homologando nuestros sistemas de recaudación para que desde nuestras fronteras hasta las periféricas (Honduras con Nicaragua y Guatemala con México) esto permita la posibilidad de conectar y de recaudar para beneficiar de una forma directa a todos nuestros ciudadanos".

Cuidar al vecino

El presidente Morales también destacó el tema de la seguridad que permita no sólo cuidar las espaldas del país vecino, sino que trabajar por toda la seguridad.

Aseguró que "lo que estamos haciendo es hacernos más cercanos a nuestros vecinos y así sembrar para cosechar".

Al igual que el presidente Hernández, el titular del Gobierno guatemalteco invitó a Nicaragua, Costa Rica y Panamá a que se sumen a la Unión Aduanera para que "tengamos planes y objetivos comunes y los podamos realizar".

Destacó que los países del Triángulo Norte se pueden convertir en la octava economía de América Latina.

"32 millones de personas, cerca de 400,000 kilómetros cuadrados, con una diversidad impresionante que permitirá una derrama económica importante para nuestras comunidades son nuestras fortalezas", finalizó.