Tegucigalpa, 21 de agosto. El ministro de la Presidencia,  Ebal Díaz, expresó hoy que "nos sentimos contentos y satisfechos de haber pasado esta etapa esperando que el martes logremos suscribir ese documento y dar inicio al diálogo en su etapa plena".

Así lo destacó el representante del Gobierno en el proceso de diálogo auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), luego de que esa entidad y las fuerzas políticas lograron definir que el 28 de agosto próximo inicia el diálogo político nacional.

Delegados del Gobierno, el Partido Nacional, el Partido Liberal y de Salvador Nasralla, bajo la conducción del representante de la ONU, Igor Garafulic, lograron cerrar la etapa del pre diálogo este lunes.

En ese sentido, Díaz destacó que "ayer fue un día en el que cerramos una etapa muy positiva para la clase política, porque al final demostramos que tenemos la capacidad de dialogar sobre las diferencias".

"Creo que estamos aprendiendo que un diálogo debe darse en el marco del respeto y tolerancia a las ideas del otro", destacó.

"Dialogar no significa someterse al otro, sino encontrar las coincidencias, salvando las diferencias que cada quien tiene en sus ideologías y luchas de sus banderas políticas", señaló.

Díaz consideró "muy relevante el hecho de que hayamos logrado definir los parámetros y alcances de las mesas de este diálogo, cuánto durará y cómo se va a llevar a cabo, así como los temas a discutir"

"Nosotros aspiramos como Gobierno a que lo anterior traiga más tranquilidad al país", expresó.

El funcionario prometió que el Gobierno seguirá con buena voluntad, proponiendo soluciones a las fuerzas políticas, buscando la facilitación del diálogo.

Asimismo, "se busca construir un nuevo sistema electoral, si esa es la visión, pero también generar reformas institucionales", señaló.

"Si la clase política quiere entrarle a esos debates nos parece muy bien, pero también hay que reconocer que las otras fuerzas políticas actuaron con madurez y responsabilidad", admitió.

El ministro de la Presidencia consideró que es tiempo de reconocerlo y "resaltar ese compromiso que tienen con el pueblo hondureño y que se abandonaron por un momento las posiciones políticas que el pueblo las ve muchas veces como mezquinas".

"Al inicio de este proceso prometimos que no íbamos a poner condiciones al debate de ningún tema, pues el compromiso es que se va a debatir cada tema", apuntó.

"No hay veto a la discusión de ningún tema, hay temas en los que coincidimos en puntos de vista", afirmó.

Señaló que "tal vez ahí es en donde tenemos la esperanza de llegar a acuerdos lo más rápido posible".

"El compromiso es que vamos a ir sacando los temas más fáciles, para que vayamos avanzando rápido y, obviamente, los de mayor complejidad van a requerir mayor debate", subrayó.

"Pero nos sentimos satisfechos porque no ha quedado ningún tema excluido y nadie puede quejarse de que se le puso un veto a un argumento o a un tema", reiteró.

Díaz afirmó que "una de las posiciones que nosotros asumimos desde un inicio, cuando empezamos esta mesa preparatoria, fue que todas las fuerzas políticas deben estar en este diálogo".

En ese sentido, "al final acordamos que todos los partidos políticos representados en el Congreso Nacional tienen el derecho de estar en las mesas, siempre y cuando ellos quieran", concluyó.

Dato de interés

  • El Gobierno y el Partido Nacional acompañaron todo el proceso del prediálogo sin condiciones. Ahora se aprestan a participar en el diálogo político nacional a iniciarse el 28 de agosto.